Egresado Usach será único representante latinoamericano en importante Congreso de Química en París

Juan Pablo Cid Ugalde, egresado de nuestra Casa de Estudios, será el único representante latinoamericano en el Congreso de la Unión Internacional de Química Pura y Aplicada, más conocida por sus siglas en inglés IUPAC (International Union of Pure and Applied Chemistry). La actividad, que se extenderá entre 5 y el 12 de julio, tendrá lugar en París, Francia, constituyéndose como una de las iniciativas más importantes sobre Química alrededor del orbe.

Conocer, investigar, divulgar. Ese es el lema que enarbola la Sociedad de Ciencias Aplicadas del Liceo de Aplicación (Sodeca), iniciativa que lidera actualmente Juan Pablo Cid Ugalde, egresado de la Casa de Estudios.

El titulado del Plan de Prosecución de Estudios para Profesores de Química y Biología (2017), es un apasionado por la ciencia aplicada, focalizando su vasta experiencia profesional en transmitir sus conocimientos a estudiantes secundarios.

Compromiso social

Sodeca surge el año 2017 bajo el liderazgo de Cid Ugalde, buscando vincular la Química y la Biología con Ciencias Aplicadas. En este caso, con Farmacología, Astrofísica y Medioambiente (en específico, Meteorología).

Cid Ugalde ingresó a la Universidad de Santiago de Chile el año 2014, a través del Plan de Prosecución de Estudios para Profesores de Química y Biología. La razón era clara: el compromiso social que tiene el plantel con la educación, siendo la formación de profesor de Estado su norte académico.

Es Químico de origen de la Universidad de Chile, ejerciendo en diversas labores profesionales durante más de 15 años, asociadas a análisis de mineral, laboratorio farmacéutico e, inicialmente, en una fundición.

Sin embargo, ese ímpetu innato hacia la docencia siempre estuvo presente en su trayectoria, formalizándose finalmente a través de su formación académica en la Usach.

A su juicio, existieron varias razones que lo volcaron a la Pedagogía. Por un lado, el acervo familiar. Tanto sus padres como tíos, e incluso un hermano, son docentes de profesión. Por otro lado, la necesidad de reinventarse profesionalmente, ante el cierre de la planta farmacéutica donde se desempeñaba.

Sin embargo, este escenario, lejos de ser traumático, fluyó de manera natural, ya que su verdadera pasión se encontraba en el proceso de transmitir, comprender y aplicar conocimiento. Fusionando así sus conocimientos en la industria con su amor por la docencia.

Dentro de la Usach, tuvo varios reencuentros inesperados. Uno de ellos, con la actual decana de Química y Biología, Dra. Leonora Mendoza Espinola, quien le hizo clases en el Preuniversitario de la Casa de Estudios a fines de los ochenta y también fue su profesora durante su estadía en el plantel. También, se toma un tiempo para  destacar el rol que jugó la académica Marcia Cazanga, quien lo impulsó con decisión a concluir su proceso académico.

Ya al final de su proceso formativo, decidió buscar un recinto donde pudiera canalizar sus inquietudes pedagógicas, ingresando al Liceo de Aplicación. En él, afirma, “encontré otra posibilidad, donde podía tener la libertad de ejercer docencia con algunos nuevos métodos”.

Sobre estos nuevos métodos e innovaciones pedagógicas, Cid es enfático en señalar que la Facultad de Química y Biología lo apoyó mucho en que continuara con sus ideas disruptivas. Muchas veces, aterrizando y poniendo en perspectivas su innata creatividad.

Único exponente latinoamericano

Sobre la génesis de Sociedad de Ciencias Aplicadas del Liceo de Aplicación (Sodeca), que vincula a los estudiantes secundarios con la Farmacología, Astrofísica y Medioambiente (en específico, Meteorología), señala que surgió “en el contexto de un concurso para realizar prácticas dirigidas a estudiantes. “Una especie de voluntariado, donde que se dedicaran a realizar distintas temáticas (...). Ahí, encontré un nicho y un vacío en relación a aplicar la ciencias como tal”.

Tal ha sido su éxito e impacto con los jóvenes, que participaron en la versión 2019 de Cambalache Usach, realizada en el mes de enero y forjando una relación con la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio (Vime).

Junto a ello, han formado un sólido vínculo con IUPAC, donde no solo son miembros, sino que han participado en diversas instancias, como la organización de un streaming en el Aula Magna del Liceo, transmitido en vivo a París. Ahí, los jóvenes liderados por Cid manifestaron sus inquietudes científicas a nivel secundario.

Este vínculo ya forjado continuará afianzándose en el próximo Congreso de IUPAC, a realizarse en julio, a través de dos ponencias vinculadas a la experiencia de Sodeca.

Una, relacionado con Sodeca como tal, sobre cómo vincular la ciencia del mundo estudiantil con la ciencia aplicada, y, la segunda, asociada a una nueva tabla periódica. De acuerdo a Cid, esta “busca un mejor ordenamiento, para que se pueda explicar de mejor manera a los estudiantes de secundaria. Porque la tabla periódica es vínculo entre ciencia y educación. Es un ícono entre estas dos áreas”.

Como elemento complementario, la propuesta de Cid incluye un juego de cartas, que permita una comprensión más lúdica y efectiva de ella, que el 2019 cumple 150 años desde su creación. “Nos sentimos orgullosos como Sodeca, como Usach, porque me sigo sintiendo parte de la comunidad. También, es un logro a un nivel mayor, porque soy el único exponente de Latinoamérica”, destaca.

Sobre la tabla periódica, rememora un hito importante ocurrido el 2016, fecha donde se completó con los últimos elementos nihonio, moscovio, teneso y oganesón, en honor al físico ruso Yuri Oganesián, que estará en el Congreso IUPAC.

Este escenario lo inspiró a repensar cómo enseñar, cómo ser más efectivo. “Se me ocurrió barajar unas cartas. Las puse en el suelo para así ver cómo podemos encajar mejor esto para la unidad de propiedades periódicas. De esta manera, lanzarnos con enlaces y reacciones químicas”, agrega.

Explica que esta iniciativa “pone en concordancia el número atómico, los electrones que tiene la última capa y visualmente este diseño permite que los estudiantes puedan ver con mayor claridad cuál es la clasificación y de ahí la comprensión de los elementos químicos”.

Énfasis en ciencia aplicada

Finalmente, realiza un llamado a los futuros profesores y a quienes actualmente se desempeñan en labores pedagógicas, a pensar en una ciencia aplicada, para que jóvenes comprendan la ciencia no como algo abstracto, sino que puedan relacionarla con elementos y componentes propios de su cotidianeidad.

“Me parece que el énfasis tiene que ser práctico y no llenar de tantos conocimientos y contenidos, por la misma carga académica que tienen los estudiantes, sino que también con ciertos TICs o mapas conceptuales que ellos puedan relacionar con su vida diaria. Creo que eso es fundamental”, concluye.

------------

Por Simón Pérez Seballos